Kavanaugh niega violación; víctima asegura que sí la atacó


  • Comparece ante comité del senado
  • Entre sollozos, Kavanaugh niega haber agredido sexualmente a una mujer
  • Christine Ford dice estar segura de que el juez la atacó en una fiesta hace años y tuvo miedo de que la matara


Washington

Al mantener la batalla por salvar su candidatura a la Suprema Corte de Estados Unidos, Brett Kavanaugh negó ayer, entre lágrimas, haber agredido sexualmente a la profesora universitaria Christine Blasey Ford hace 36 años, luego de que la mujer declaró ante un comité judicial del Senado de Estados Unidos estar ciento por ciento segura de que él lo hizo.

Ford apareció en público por primera vez para detallar su acusación contra Kavanaugh, juez de una corte federal de apelaciones nominado por el presidente Donald Trump para un puesto vitalicio en la Suprema Corte de Justicia.

La mujer declaró que tuvo miedo de que Kavanaugh no sólo la violara sino que la matara accidentalmente durante la agresión, cuando ambos tenían 15 y 17 años, respectivamente. Kavanaugh testificó después de que Ford terminó su comparecencia y nunca estuvieron juntos en la sala de audiencias.

El candidato de Trump a la Suprema Corte aseguró que no se dejará intimidar y ratificó su intención de ocupar el cargo. Podrán ganarme en la votación final, pero no lograrán que me rinda, dijo.

Kavanaugh, de 53 años, se veía muy enojado durante su declaración ante el comité; por momentos lloró durante su alocución.

La audiencia puede determinar si Kavanaugh será confirmado por el Senado después de una batalla entre republicanos y demócratas, que se oponen al candidato.

Mi familia y mi nombre han sido destruidos de una forma total y permanente por estas acusaciones falsas y despiadadas, dijo el juez conservador.

Ford, profesora de Psicología en la Universidad de Palo Alto, California, testificó durante cuatro horas en las que aseguró que Kavanaugh, ebrio, la atacó e intentó quitarle la ropa en una fiesta en Maryland.

A la pregunta de cuán segura estaba de quién había sido su agresor, expresó con confianza: De la misma forma que estoy segura de que estoy hablando con usted ahora, dijo al senador demócrata Richard Durbin a Ford.

Ford admitió que había detalles confusos sobre el presunto asalto, en el que dijo habían estado involucrados Kavanaugh y otro joven, pero subrayó que estaba contando los hechos tal como podía recordarlos. La mujer mencionó que todavía recuerda cómo ambos se reían a sus expensas.

Agregó que tuvo miedo de ser asesinada accidentalmente cuando, según su relato, Kavanaugh cubrió su boca para evitar que gritara. Esto fue lo que más me horrorizó. Dijo que como resultado ha sufrido ansiedad y fobias.

Tengo miedo. Estoy aquí porque creo que es mi deber cívico contarles lo que me pasó cuando Brett Kavanaugh y yo estábamos en la secundaria, expresó, tras contar que en estas semanas recibió amenazas que la obligaron a ella y a su familia a permanecer en su casa.

Otras dos mujeres han salido a hacer acusaciones similares. Deborah Ramirez, compañera de Kavanaugh en la Universidad de Yale, lo acusa de haberle frotado los genitales en la cara, y Julie Swetnick dijo que fue testigo de abusos cometidos por el juez en su juventud.

Vi a Brett Kavanaugh beber excesivamente en muchas de estas fiestas y comportarse de modo abusivo y agresivo hacia hacia las chicas, dijo Swetnick en el comunicado difundido por su abogado.

Trump reiteró este jueves su total respaldo al juez.





#BrettKavanaugh #DonaldTrump #AcosoSexual #EstadosUnidos #Norteamérica #DelitosSexuales #América #Delitos #Justicia

Fuente: La Jornada
Share on Google Plus

About Noticias

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario