Universidades no gastan de manera adecuada: Urzúa



Ciudad de México

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador no llevará a la economía a una crisis, sostuvo ayer el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías, en su explicación a la Cámara de Diputados del paquete económico 2019 que, definió, se construyó cuidando el entorno internacional, que nos llama a ser muy cautos, incluso conservadores, a una disciplina presupuestaria notable y a poner énfasis en la austeridad.

Ante las críticas de la oposición al recorte generalizado, explicó que se trata de suprimir excesos en el gasto de operación, donde hay dispendio y corrupción; todo mundo debe cooperar: el exceso en el gasto corriente nos llevará a la ruina.

Al responder al llamado de la oposición para reconsiderar el recorte a las universidades públicas, sostuvo: no tiene comparación en absoluto con el que Hacienda se hizo a sí misma.

Incluso cuestionó que en algunas universidades los sueldos son desproporcionalmente altos, hay falta de transparencia en su gasto y atribuyó parte de la crisis en las instituciones de educación superior en los estados a los gobernadores, al desvío de recursos y a la falta de planeación en los sistemas de pensiones.

El problema en el que se encuentran las universidades (estatales), incluso hasta de cierre, será difícil de resolver; es un asunto muy complicado, señaló.

En una comparecencia de cinco horas ante el pleno de la cámara, aderezada por una protesta conjunta de PRI, PAN y PRD, que tomaron la tribuna, y ante la perspectiva de que el próximo año la economía crecerá 2 por ciento, Urzúa argumentó que López Obrador nunca prometió un crecimiento de 4 por ciento desde el inicio de su sexenio.

Asimismo, a las diferentes preguntas por los precios de los combustibles para el próximo año, se refirió únicamente a la gasolina Magna: actualmente es de 19.99 pesos, y al final del año debe ser de eso más 3.4 por ciento (de inflación) a lo sumo. Si baja, baja, pero no puede ser más de ese precio. Sería de 20.66 pesos o menos. Es un techo, indicó.

En víspera de que la Cámara de Diputados apruebe la Ley de Ingresos, el funcionario sostuvo que el paquete económico es muy responsable, muy cuidadoso, se trabajó muchísimo y tuvo en mente a la población y a la necesidad enorme de mejor infraestructura pública y proyectos de inversión. Tiene dos ejes: los programas de capital humano y de infraestructura pública. No es asistencialista.

Aclaró que el gasto de publicidad, previsto en 3 mil 500 millones no es nada respecto de los 12 mil millones de este año, y la promesa es que no lo vamos a incrementar. No vamos a caer en las prácticas sucias de antes.

Frente al recorte en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, dijo que dispondrá de 87 mil 300 millones y además tiene fideicomisos en su panza, por decirlo de manera jocosa, de 20 mil millones.

El priísta Enrique Ochoa Reza evaluó que el partido en el gobierno parece castigar a las universidades; sería un error terrible. En el PRI trabajaremos para que se incremente su gasto.

La sesión inició con sobresaltos, por las protestas de PRI, PAN y PRD. Ante la toma de la tribuna, el presidente de la Comisión de Presupuesto, Alfonso Ramírez Cuéllar, lanzó un comentario que encendió el salón de plenos: Muchas protestas son legítimas, pero esta que vimos aquí tiene cara del ramo 23.

Se refería a la decisión de suprimir la práctica –inaugurada por Vicente Fox para que la cámara aprobara el presupuesto sin chistar– de asignar a los diputados obras por 20 millones de pesos a cada uno y del que exigían a los alcaldes una mochada de hasta 15 por ciento.

Entre gritos de ¡títere, títere! que le endilgaron priístas, panistas y perredistas, Ramírez Cuéllar avanzó: “Hay molestia porque vamos a reducir 17 mil millones al costo del gobierno. Con el viejo sistema del ramo 23, los estados recibían 22 mil millones; con el nuevo sistema, el de la legalidad, recibirán directamente 131 mil millones, sin moches. Ahí está la molestia”.

La oposición reclamó a Urzúa los recortes en campo, educación, salud, medio ambiente y ciencia y tecnología.

El titular de Hacienda recordó que la disminución es para gasto de operación. Es lo que siempre dijimos que iba a pasar, nunca mentimos. Esto es, si vamos a reducir 20 por ciento en la producción de un libro, lo vamos a hacer, pero sin corrupción.

A la insistencia de Movimiento Ciudadano (MC) por el efecto en las entidades, Urzúa incluso reviró que en Jalisco –donde gobierna ese partido– no hay tenencia y depende del impuesto sobre nóminas.

Pensar que el gobierno federal puede enviar dinero a todos los estados, cuando no hay un poquito de interés de no incrementar su recaudación, no nos lleva a nada, insistió.

El Partido del Trabajo defendió el paquete, aunque la semana pasada amenazó con romper con López Obrador. Ayer, el priísta Pedro Pablo Treviño sostuvo: incluso afirmaron que no son empleados del Presidente. Hoy cambiaron de parecer, porque les dieron 500 millones para los centros de desarrollo integral, el programa insignia del PT.

Urzúa explicó que reducir de 30 a 20 por ciento la tasa del ISR y de 15 a 8 la tasa del IVA en la frontera no implicará un sacrificio fiscal grande.

La oposición también reclamó que el rubro de igualdad de género perderá 15 mil 291 millones de pesos, y así no va el presupuesto, anticipó Tonatiuh Bravo, de MC.







@UNAM_MX @lopezobrador_ #SHCP #Presupuesto2019 #AusteridadRepublicana 

Fuente: La Jornada
Share on Google Plus

About Noticias

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario